Noticias

Un desafío inspirador: la inclusión digital

¿Cuál es el sentido de la era digital si no todos pueden aprovechar sus virtudes? La transformación tecnológica es una urgencia a toda escala: se ha hecho indispensable para vivir en el mundo de hoy. Entonces, ¿qué pasa con aquellas personas que aún no tienen acceso? En este contexto, las telecomunicaciones son una poderosa herramienta para orientar las posibilidades hacia el desarrollo económico y social, en diversos ámbitos.

Por ejemplo, según la OCDE, Chile es el país donde los jóvenes de 15 años pasan más minutos diarios en internet. Si combinamos esto con la declaración de Qingdao de la UNESCO que busca aprovechar al máximo las oportunidades digitales para liderar transformaciones en el área de la educación, se releva la importancia de las TIC.

Esto nos lleva a reflexionar sobre cómo la alfabetización digital es una de las principales formas de superar la brecha digital, que hoy se constituye como un síntoma que se asocia a la precarización socioeconómica de quienes tienen un menor acceso a la tecnología.

En Claro Chile hemos asumido todo esto como una tarea inspiradora que nos moviliza, desarrollando e implementando programas que, mediante alianzas público privadas, multiplican su impacto y abordan desafiantes objetivos de inclusión, alfabetización y desarrollo de competencias digitales entre personas con menos acceso.

Una de estas iniciativas es la Plataforma “Capacítate para el Empleo” de la Fundación Carlos Slim, lanzada en 2018 de la mano del Ministerio del Trabajo, la Sociedad de Fomento Fabril (Sofofa), Sence y el Municipio de Estación Central.

A través de la ecuación “educación + digital”, esta iniciativa es un instrumento de formación en más de 200 oficios que permite, incluso, obtener certificaciones Sence en un grupo de los cursos disponibles, apuntando a disminuir las brechas sociales existentes.

Esta plataforma es una realidad y ya hay alumnos que gratuitamente pueden elegir capacitaciones en ámbitos como computación básica, auxiliar contable, desarrollador de aplicaciones móviles, reparador de tablets y celulares, además de oficios como jardinería o mecánico de bicicletas.

El desafío de la inclusión digital es inspirador y movilizador, y me convence de la importancia de la labor que estamos haciendo desde Claro Chile para enfrentar los grandes desafíos que tiene el país en materia de actualización tecnológica, apostando a que la disminución de la brecha digital puede ser el punto de inflexión para que toda la sociedad pueda entrar en la era digital, democratizando el acceso a la tecnología, reduciendo la desigualdad y construyendo todos y todas un país más justo e inclusivo.

 

Mauricio Escobedo Vázquez

Gerente General Claro Chile

 

Esta columna fue publicada en el Diario Financiero el 4 de diciembre de 2018.